¿Qué son los microplásticos y por qué son malos?

ropa_activa_materiales_reciclados

Probablemente haya oído hablar mucho de los microplásticos últimamente o tal vez haya escuchado alguna de las muchas campañas que pretenden acabar con el uso de plásticos en general. Es cierto que los microplásticos se han convertido en una gran preocupación medioambiental, pero exactamente ¿qué son los microplásticos? y ¿de dónde proceden los microplásticos? En este artículo trataremos con detalle estas importantes cuestiones. Es importante entender a qué nos enfrentamos y cómo podemos unirnos a los esfuerzos para evitar que los microplásticos contaminen nuestros océanos y el medio ambiente.

The Running Republic

¿Por qué son malos los microplásticos?

El plástico está en todas partes. Se encuentra en muchos de los productos que utilizamos a diario: bolsas de plástico, envases de productos, botellas y ropa, por nombrar algunos. Es difícil imaginar nuestra vida sin plásticos. Sin embargo, el plástico no es biodegradable, lo que significa que no se descompone, sino que sigue descomponiéndose en partículas cada vez más pequeñas sin cambiar su composición. El término microplásticos se refiere a pequeños trozos de plástico de entre 0,33 mm y 0,5 mm de tamaño.

¿De dónde vienen los microplásticos?

Todo comienza en las plantas petroquímicas que crean los plásticos en primer lugar. Tras muchos pasos de procesamiento, las plantas convierten el petróleo crudo en gránulos de plástico que luego se transforman en los productos que usamos a diario. Estos plásticos acaban llegando a los océanos en forma de residuos y otras partículas que acaban convirtiéndose en lo que llamamos microplásticos. 

¿Son los textiles sintéticos una fuente de microplásticos?

Sí. Las fibras sintéticas como el poliéster y el nylon representan alrededor del 35% de todos los microplásticos de nuestros océanos, según un estudio realizado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Cuando lavamos la ropa se desprenden pequeñas partículas por abrasión mecánica. Estas partículas son enviadas por nuestras cañerías a plantas de tratamiento de residuos incapaces de procesar las partículas.

Las fibras sintéticas son versátiles y baratas de fabricar. Ofrecen muchas ventajas a las prendas activas; son transpirables, suaves y duraderas. 

Cabe señalar que otras fibras, como el algodón, también desprenden partículas, pero, a diferencia de las sintéticas, éstas se degradan en componentes naturales. Se calcula que una botella de plástico, por ejemplo, tardará unos 450 años en descomponerse por completo. El proceso de biodegradación depende en gran medida de la capacidad de los microorganismos para consumir residuos orgánicos. En el caso de los plásticos, los microorganismos no pueden consumir los ingredientes químicos.

The Running Republic

Me encanta mi ropa deportiva sintética. ¿Hay algo que pueda hacer?

En Utilización de ropa deportiva fabricada con materiales reciclados tendrás las mismas cualidades de alto rendimiento que los materiales vírgenes; cada prenda reciclada que utilices significa menos petróleo procesado para nuevas prendas y menos emisiones de carbono. En Running Republic, además, plantamos un árbol en Etiopía por cada producto que vendemos. Además, a la hora de vigilar tu ropa sintética, reciclada o no, puedes optar por utilizar bolsas de lavado especialmente diseñadas para recoger los microplásticos.

Ahora que sabes por qué los microplásticos son malos y de dónde vienen, es hora de actuar y ayudar a proteger el medio ambiente. Únete a nuestros esfuerzos por hacer nuestra vida mejor y más sostenible y visítanos en República de los corredores para saber más. Sigue nuestras redes sociales en Facebook e Instagram.
Entrada anterior Entrada siguiente